Centro de Animación Sociocultural

´Jovenes

ConferenciaEl Centro Cultural Poveda nace como tal en octubre de 1981 en la ciudad de Linares (Jaén, España), aunque ya venía desarrollando algunas actividades como clases de apoyo y recuperación para alumnado de Enseñanza Primaria con dificultades de aprendizaje, creación y mantenimiento de una biblioteca, especialmente para estudiantes, o encuentros de matrimonios en lo que hoy se llama escuelas de padres y madres.

Sección noñosDesde sus comienzos pretende la creación y difusión de cultura y la educación en el tiempo libre; en definitiva, la promoción de los hombres y mujeres que habitan esta ciudad, desde el humanismo cristiano que soñó para sus centros su titular, el sacerdote y santo linarense Pedro Poveda Castroverde, cuando en 1913 proyectó y puso en marcha el Centro Pedagógico.

TeatroLos modos distintos de hacer, las fórmulas organizativas diversas, las diferentes iniciativas impulsadas y emprendidas a lo largo de más de treinta años no son sino el fiel reflejo de la vocación primigenia del Centro desde su creación: responder a las demandas y necesidades de los hombres y mujeres y de la sociedad de Linares y a los retos que la realidad globalizada y cambiante en que vivimos.

ManualidadesAlgunas iniciativas que, impulsadas desde el Centro, supusieron en su momento apuestas novedosas que han dejado abiertos caminos en la ciudad, han sido las escuelas de padres y madres de los comienzos, verdadero sustrato de un estilo de relaciones familiares y personales que es seña inequívoca de identidad del Centro y los cursos de actualización para maestros y maestras cuando los Centros de Profesorado aún no existían.

Especial mención merecen las clases de pequeña plástica, que para tantas personas han sido una feliz alternativa en su ocio así como la atención a los inmigrantes —el centro y algunos de sus miembros jugaron un papel fundamental en los inicios de “Linares Acoge” (hoy “Mundo Acoge”)— y de manera especial, la educación en el tiempo libre de centenares de niños y jóvenes linarenses durante más de veinte años.