NO PONGAMOS CRUCES A NADIE

CuaresmaHa llegado la Cuaresma y lo hemos celebrado en el Centro con una Eucaristía presidida por Don Pedro Heredia, con la colaboración del Coro de la Santa Cruz y una comunidad anhelante de profundizar en el significado espiritual de estos cuarenta días de camino hacia la Pascua, una permanencia en el desierto del silencio interior para reflexionar, pisar tierra, afrontar pruebas y tentaciones para después tomar decisiones y compromisos que nos permitan tener claro lo que vamos a hacer en nuestra vida diaria posterior. Y todo con la mirada puesta en Jesús, que fue crucificado pero que  resucitó.

febrero 2Don Pedro se centró en el símbolo de la Cruz, que no es un fin en sí misma sino un medio, podía haber sido otro, para llegar al verdadero sentido del amor de Dios. La cruz no es el centro de la vida, no es el centro quedarse y soportar el  padecimiento de tanta gente que no acaba de resucitar. Hay demasiadas que no deberían existir y que las ponemos nosotros mismos. Están en la siembra de tantas cruces sin fe en los niños, jóvenes, adultos, familia, ausencia de trabajo, hambre,  en las víctimas del miedo y la violencia, en la incultura y en la marginación social.

febrero 3La Cruz es hacer sufrir y supone una dificultad en el andar hacia la Resurrección. Son palabras de Don Pedro y de Leonardo Boff que nos acercaron a la certeza de que Dios es Padre y que Jesús sólo quiere la Verdad, aunque tuviera que morir por ella. Y en una cruz, pero no es eso lo esencial.

El grito que se nos propone  esta Cuaresma es renovar nuestro compromiso con la vida luchando contra todo aquello que es cruz. Como cristianos hay que ir quitando cruces y decir sí a todo lo que sea crecer en alegría, amor, salud, consuelo y unión. Tenemos que ser personas que resucitan, no que crucifican, no que siguen a una sociedad creadora de cruces, sino que trabajan por eliminarlas.

Una celebración, una puerta que se abre hacia despejar el camino de cruces, optando por la vida, porque el Padre Dios “no quiere cruces para nadie”.