San Pedro Poveda

San Pedro Poveda, pintado por Magar (María García), en Jaén.Hoy, 28 de julio, festividad de San Pedro Poveda, el Diario Ideal de Jaén publica un artículo firmado por Mercedes Rueda Fernández, donde la autora felicita a Poveda y a la Institución Teresiana a los 78 años de la muerte del Santo de Linares:   

palabras poveda"En estos días de estío que discurren lentos y calurosos, quiero tener un recuerdo para un hombre santo que nos toca muy de cerca tanto a Jaén como a Linares. Me refiero al Padre Poveda como nuestra provincia aprendió a llamarle sabiendo que nació en Linares en el año 1.874, que fue canónigo de la Catedral y vivió en Jaén, que aquí fundó su gran obra: la Institución Teresiana y que fue asesinado tal día como hoy, 28 de Julio, de 1.936, al comienzo de la Guerra Civil, en Madrid, junto a las tapias del cementerio del Este, hoy de la Almudena. Hace, pues, 78, años. Después fue beatificado en 1.993 y canonizado en Madrid por Juan Pablo II en 2003. Hoy el santoral lleva un nombre: San Pedro Poveda.

Entre todos los méritos que podríamos atribuirle por ser un hombre de Dios y no sólo por haber vivido, sino por haber dado su vida por Él, el que más me atrae es su función evangelizadora a través de la educación de lo que es buen ejemplo la labor formativa y educativa de la Institución Teresiana, de mujeres principalmente porque así lo vio, para mí muy clarividente, pero también de hombres, seglares, de diversas profesiones, que se comprometen dentro de una Institución abierta para trabajar, desde dentro y hacia afuera, por la transformación humana y social de todos. Los valores de los que ahora tanto se adolece siguen vigentes y presentes en la ingente labor de esta institución por todo el mundo. Yo siempre he pensado que está muy bien ser santos, ser personas que viven el ejemplo y el camino del Evangelio, pero se da la verdadera dimensión cuando todo esto impele a salir fuera, vivir para los demás, demostrarles que se puede llevar la vida con calidad humana, porque lo humano también es espiritual, no es más que eso si se le da la trascendencia de una vida que hay que justificar, que hay que hacer  que sirva para algo más que para el hedonismo propio. Esto lo digo porque los jiennenses no sólo debemos sentirnos orgullosos por ser la cuna de un santo, sino también porque no se quedó en sí mismo sino que nos dejó algo importante en nuestras manos, a lo que debemos responder y perpetuar.

Junto a San Pedro Poveda también Jaén va unido a una mujer tan grande como él y que fue la encargada de dar forma, consolidar y extender la Institución Teresiana: Josefa Segovia. Ella fue la que sostuvo la Obra Teresiana para que no muriera cuando él murió, para que no desapareciera cuando los que lo asesinaron pensaran que todo estaba hecho con matar al mensajero. Nunca ha salido bien matar a los mensajeros, el mensaje sigue vivo y le demos la forma que le demos vivió, vive y vivirá. Es así.

Me ha venido muy bien la fecha para felicitar a la Institución Teresiana en este día tan importante para ella. Y  también a Jaén y Linares  porque sé que conservan ese aroma a lavanda tan transformador y generoso que le caracterizó a él."

Mercedes Rueda