ESPIRITUALIDAD DESDE LA EXCLUSIÓN

accion social mapaPromovidas por el Área de Acción Social de la Institución Teresiana en España, han tenido lugar en Santa María de Los Negrales (Madrid) durante los días 24 a 26 de enero unas Jornadas que, bajo el título “Espiritualidad desde la exclusión” han analizado este importante aspecto dentro de los proyectos sociales que la I.T. lleva adelante en nuestro país.

Los objetivos básicos de estas Jornadas han sido: favorecer la reflexión-acción sobre la opción por la justicia en la Institución Teresiana, promover la interrelación entre miembros y grupos de la I.T., procurar un espacio de diálogo compartido desde la experiencia creyente que impulsa nuestra práctica, buscar propuestas y acciones comunes en distintos puntos del territorio español y ofrecer un espacio de intercambio y toma de decisiones en el Área.

El necesario aporte teórico ha corrido a cargo de Pepa Torres, teóloga y activista en distintos movimientos sociales desde su identidad cristiana, quien desarrolló una ponencia titulada del mismo modo que las Jornadas, todo un desafío a entrar en el mundo de los excluidos desde la reciprocidad, invitándonos a que, como Jesús de Nazaret, los consideremos sujetos, y no objetos, de nuestra actividad. “La espiritualidad desde la exclusión –dijo– es éxodo, desinstalación, desplazamiento no sólo geográfico, sino cultural, afectivo, ideológico, de la sensibilidad. Es desplazamiento teológico, mental y del corazón.”

Desde la Institución Teresiana fue Tusta Aguilar, del proyecto de acción social de San Cristóbal en Madrid, la encargada de acercar a los participantes una interesante reflexión sobre “Pedro Poveda y la opción por la justicia”, a través de la relectura actualizada de distintos textos povedanos en los que queda meridianamente claro su concepto de justicia social para el momento presente, tan necesitado de ella.

accion socialEl Centro Cultural Poveda y la Asociación Socioeducativa y Cultural Poveda han estado presentes en las Jornadas a través de Belén Muñoz, directora del Centro y presidenta de la Asociación y de Mª Victoria Nanclares y Gregorio Sánchez, miembros del equipo coordinador del Centro y de la Asociación.

Ellos han sido los encargados de informar de las líneas actuales de trabajo de ambas entidades en el ámbito social y de comunicar algunos de los proyectos en marcha en Linares.

Además, parte del material divulgativo editado por ellas ha formado parte de una exposición permanente durante todas las Jornadas, suscitando el interés de un buen número de participantes.

Las Jornadas, que responden al Plan de Acción Social de la Institución Teresiana en España para el período 2013-15, han contado con la participación de unas ochenta personas, procedentes de muchos lugares de España, que trabajan en diversos campos de misión con población muy diversa: infancia y juventud, mujer, adultos, inmigración, movimientos sociales, colectivos en riesgo de exclusión, población reclusa, barrios ignorados,… como quedó plasmado en un mapa de presencias elaborado entre todos.

Tras las reflexiones, los trabajos de grupo y las comunicaciones de experiencias que se llevaron a cabo, la sesión final estuvo dedicada a la elaboración de las conclusiones, que quedaron expresadas en este manifiesto:

El Área de Acción Social, en las Jornadas del 2014, manifiesta:

      1. El deseo de vivir la espiritualidad desde la exclusión como éxodo y relación; éxodo que implica desinstalación y desplazamiento. Relación con las y los excluidos como sujetos.
      2. Queremos encontrarnos con las personas superando las fronteras, como Jesús hizo con la mujer sirofenicia: superando la resistencia inicial, con capacidad de asombro y asumiendo el descoloque de los primeros momentos; dejándonos afectar, creyendo en la posibilidad de cambio y dando prioridad a la vida sobre las agendas y programaciones.
      3. Como Poveda, porque es de justicia, saber lo que está pasando y contarlo, amar el presente como momento oportuno y hacerlo todo de corazón y con esperanza.
      4. Acordamos que se constituyan los siguientes campos de misión y se organicen entre ellos: movimientos sociales, inmigración, mujeres, prisiones.
      5. Reconocemos la importancia de la formación a través del intercambio de buenas prácticas, del intercambio de documentación, de procesos formativos diversos y de hacer pensamiento común.
      6. Manifestamos el deseo de realizar pronunciamientos ante situaciones de injusticia, y para ello hemos establecido un protocolo.
      7. Expresamos la voluntad de generar y/o potenciar alianzas locales dentro del Área, con plataformas de la IT y con otros colectivos”.

                                                                                                                       Los Negrales - Linares, 26 de enero 2014.