ENCUENTRO PREPARACIÓN PARA LA NAVIDAD

18 12 1 2ADVIENTO: MANERAS DE ESPERAR A DIOS

En este rato de oración enmarcado en el Adviento y dentro del centenario de “Antoñita”, queremos recordar su obra, “la cunita del Niño Jesús”.

Las jóvenes que se reunían a coser en esta casa los jueves por la tarde, preparaban las ropitas para los niños que iban a nacer. Acompañaban la Espera. Preparar la cunita era una forma de acoger, de acompañar la maternidad.

Era una tarea de espera fecunda. En esas tardes de costura cosían y oraban: misión y acción.”

¿Cómo nos preparamos nosotros?

¿Con qué “ropitas” llenaremos la cuna del Niño que va a nacer?”

 

Con estas palabras, el sábado, uno de Diciembre se dio comienzo en el Centro Cultural Poveda al tiempo de Adviento con la reflexión centrada en las maneras de esperar a Dios.

Porque es el tiempo de espera para todos: para María, para José, para los magos, para todos; como los de ayer, los de hoy. Es una espera que culminará dando la bienvenida a Jesús que nos llenará el mundo, una espera que nos moverá a la acción, sintiendo a un Dios que se da, que desciende a nuestra vida en nuestro tiempo; una espera que sabe que toda realidad está habitada por Dios y que se convierte en nuestra Esperanza.

18 12 1Él también espera de nosotros: en nuestro silencio sintiendo su presencia; en nuestra alegría en la confianza y en la fuerza; en nuestro firme caminar juntos, guiados siempre por Dios; en nuestra vida comprometida, decidida a cambiar, a ofrecer, a trabajar, para construir y para amar sin medida, sin límites ni condiciones…

Una vez interiorizados estos aspectos de la reflexión, se compartieron certezas, interrogantes y movimientos del corazón en pequeños grupos. Cada grupo formuló en una tarjeta de Navidad un deseo de Adviento, fruto de la tarde de oración compartida, con la finalidad de entregarlo a distintas personas o colectivos con los que queremos hacer el camino en mutua compañía, intentando construir juntos el reino de Dios en este mundo…

Al final, una oración comunitaria recogió todas las experiencias vividas durante la tarde, en la que muchas personas agradecieron esta oportunidad de comenzar el Adviento comunitariamente.

Texto: C.C.P. y fotos: C.C.P. e Internet