Final de las actividades del curso en Arrayanes

18 7 5 1

Ha finalizado el curso para las actividades que la Asociación Socioeducativa y cultural Poveda ha venido desarrollando en Arrayanes durante este curso 2017/18, aunque no supone un cierre sino un descanso para cogerlas con fuerzas renovadas el próximo curso. Nos referimos a los talleres que se llevan a cabo, sobre todo con mujeres, referidos a la lectura y las manualidades. Significan sobre todo encuentro y crecimiento, unas reuniones en las que se respira una gran hermandad y actividad provechosa para todas.

El taller de Lectura consiste en proponer varios libros y propiciar así el hábito de leer, pero sobre todo propiciar un espacio donde encontrarse, comunicarse y compartir con otras personas. En este curso han leído 4 libros muy densos y proclives a los comentarios y conocimientos humanos e históricos. Ellos han sido: “El Manuscrito Carmesí” de Antonio Gala, “La Letra Escarlata” de Nathanael Hawthorne, “El Clan del Oso Cavernario” De Jean M. Auel y “La Sombra del Viento” de Carlos Ruiz Zafón.

A través de “El Manuscrito Carmesí” han podido conocer las tribulaciones de Boabdil  ya en sus tiempos de decadencia y próximo el fin del Reino de Granada. Con “La Letra Escarlata” se introdujeron en el tema del adulterio y toda la carga de culpa social. En “El Clan del Oso Cavernario” han podido sumergirse en el Paleolítico y la forma de vida de los pobladores de aquel tiempo, y, finalmente, en “La Sombra del Viento” tuvieron la ocasión de introducirse en el suspense y la intriga de la Barcelona del misterio y “el cementerio de los libros olvidados”. Muy variadas e interesantes lecturas de las que han aprovechado tanto a nivel informativo como formativo.

18 7 5 3

Como complemento a esta intensidad lectora también las mujeres realizan otro taller de Manualidades.  Este año se ha programado el aprendizaje  del trabajo con estaño y la pintura sobre tela. En la exposición de los trabajos situada en el Centro Cultural Poveda, se pueden contemplar obras de una gran perfección. Con estaño se exponen velas, botellas, marcos y peines…, todos con una placa de estaño con diversas figuras adaptadas al objeto. Quedan muy bonitas, igualmente que las pinturas variadas y muy decorativas sobre telas, mantelerías, cojines, delantales y paños que con su colorido dan la sensación de estar bordados.

La satisfacción de las componentes de estos talleres es algo que se palpa cuando se asiste a ellos. Todo un gran trabajo que desde aquí las felicitamos.

Texto y fotos: C.C.P.