"PAZ A VOSOTROS" de nuevo.

18 4 15 3Así estaba escrito: “El Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos. Vosotros sois testigos de esto”.(Lc.24, 35-48)

El Tercer Domingo de Pascua se celebró en el Centro Cultural Poveda con toda la alegría y la solemnidad que la Resurrección de Jesús produce en toda su Comunidad Cristiana: "la mayor fiesta, la fiesta más grande, porque los apóstoles vieron y creyeron y nosotros en nuestro compromiso de fe, creemos aunque no hayamos visto".

18 4 15 2Son palabras de Don Pedro Heredia, sacerdote que celebró la Eucaristía en este día. En ella nos confirmó en nuestra fe porque “creemos en un Dios vivo y Cristo da la vida a la vida”.

Se vivió una Eucaristía profunda y alegre, nos llevó con palabras salidas del espíritu hacia un Jesús resucitado que no era reconocido por los cercanos, nos conducía hacia una fe comprometida que sería vana si Jesús no hubiera resucitado, elevaba nuestra mirada para poner nuestra esperanza sólo en Cristo Jesús y nos impelía a seguir comunicando la conversión y el perdón a todos los que nos rodean. Nos transmitió su fuerza para mantener la fe “ya que no habíamos visto y habíamos creído”. Nos condujo a mantener la atención cristiana hacia los signos que en todo tiempo se nos manifiestan y que confirman que le reconocemos y creemos en Él. Porque sentimos que Jesús vive dentro de cada uno de nosotros.

Inflamados por estas palabras en una homilía cercana, se suscitó una reflexiva participación de todos los asistentes que culminaría en una convivencia relajada posterior, en la que se degustó chocolate con pastas en un ambiente de cordialidad y armonía.

La vivencia de esta Eucaristía, estuvo sensibilizada por los cantos del Coro Parroquial de la Santa Cruz que finalizó con estas palabras:

No busques entre los muertos a la Vida. Ponte en pie, alza la mirada. No busques en la muerte Al que vive para siempre.

Abre las puertas, sal a Su encuentro. Ve con tu hermano.

Texto y fotos: C.C.P.