Círculo de Silencio - 10 enero 2018

18 1 10 1

Antonio Castro, miembro del Centro y del equipo organizador de los Círculos del Silencio en Linares nos remite una crónica personal de la última convocatoria:

Día 10 de enero de 2018, 7 de la tarde. A pesar de la amenaza de lluvia, un grupo de unas 40 personas hacen silencio para poder escuchar las palabras de las personas inmigrantes y refugiadas que les dicen y nos dicen:

–“ ¡Si supieras… ¡Si tú supieras lo difícil que es vivir lejos de mi casa, sostener la ilusión, el sueño de encontrar un lugar donde poder vivir sin miedo y con dignidad…!

      Hay un silencio largo. La llama de las velas oscila con la brisa de la tarde. Una resolución firme se adivina en cada persona del Círculo, dispuestas a seguir defendiendo los derechos de los inmigrantes y refugiados, como puede leerse en su pancarta.

      Al momento, se escucha la lectura del Comunicado. En él se pone de manifiesto la vergüenza del internamiento en la cárcel de Archidona de las personas que llegan afrontando todos los riesgos. A dicho comunicado se unen palabras de apoyo a Elena Maleno, defensora de los derechos de los inmigrantes en la frontera, porque ha sido llamada por un tribunal marroquí a instancias de una denuncia de la policía española, que, posteriormente desestimó la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

       Son las 7:30, llega la lluvia. Una de las velas mantiene su luz hasta el final. El Círculo es una presencia decidida a prolongarse. Se escuchan las últimas palabras: “Volveremos aquí, una vez más, el 14 de febrero a las 7 de la tarde, para seguir defendiendo vidas, esas vidas que llegan  nosotros sin ser reconocidas en  sus derechos”.