HISTORIA, MÍSTICA Y MISTERIO EN JERUSALÉN

17 4 28 1El pasado viernes, 28 de abril, Manuel Fernández Muñoz, que durante algún tiempo dirigió el taller de yoga del Centro Cultural Poveda, presentó su libro “Guía histórica, mística y misteriosa de Tierra Santa”, al que él mismo, a pesar del título, definió no tanto como una guía, sino como un relato espiritual que conjuga tres aspectos: el histórico, el místico y el misterioso, de los lugares sagrados de Israel.

Su interés por profundizar en las distintas religiones y beber directamente de sus fuentes espirituales no es reciente. Así, ha recorrido distintos lugares del mundo como Sudamérica, la India (donde estudia meditación y budismo) o el Mediterráneo y norte de África, donde entra en contacto con diversas escuelas de mística (Argelia, Marruecos, Chipre, Turquía o Siria).

En su intervención, el autor hizo un repaso, necesariamente somero, por aquellos episodios de la Biblia que muestran mayores elementos de controversia –él mismo reconoce que una de sus motivaciones al escribir el libro ha sido tratar de responder con argumentos sólidos a los ataques que provienen de posturas de increencia–, pero que también muestran, más allá de las alegorías y metáforas presentes en el texto bíblico, cómo Dios acompaña a su pueblo desde el principio y cómo hay lugares con un carácter sagrado desde tiempo inmemorial.

17 4 28 2Un ejemplo de ello es el monte Moriah, el lugar elegido por Abraham para el sacrificio (detenido por Dios) de su hijo Isaac, que el ponente identifica con aquel donde Caín acaba con la vida de su hermano Abel, donde Jacob tiene su sueño, en el que observa la escalera por la que los ángeles suben y bajan del cielo, o donde Moisés se encuentra con Yahveh en la zarza ardiendo, un Dios único, sin forma concreta, que se define como “Yo soy”, tan diferente de los dioses egipcios.

De este contraste de concepciones de la divinidad –dijo– es de donde surge la religión judía, primera monoteísta.

Otro de los lugares que concitó su atención es el Sinaí, lugar donde Dios entrega a Moisés las tablas de la Ley y le pide que construya el Arca de la Alianza para contenerlas. Más tarde, Salomón construirá el templo de Jerusalén como lugar de custodia del Arca, parte del cual se sitúa en el referido monte Moriah. A partir de este momento, el templo será objetivo prioritario de las sucesivas invasiones, como la de Nabucodonosor, que pretenderán hacerse con el Arca –“la gloria de Dios”– como botín más señero; sin embargo, ésta nunca será encontrada, pues se sabe que fue sacada por la puerta Este.

En el año 33, antes de su pasión y muerte, Jesús de Nazaret entra en el templo por la puerta Este. ¿Será un modo de mostrar que Él es “la gloria de Dios”, el Arca de la Nueva Alianza?

Continuó relacionando algunos testimonios que confirman la historicidad de Jesús y terminó su alocución enumerando argumentos que probarían la Resurrección. Fue este último tramo el que provocó mayor número de intervenciones del público en el animado coloquio que siguió a la charla.

No es este el primer –ni el último– libro de Manuel Fernández, que ya cuenta en su haber con otras publicaciones como «50 Cuentos Universales para Sanar tu Vida» (Cydonia), «99 Cuentos y Enseñanzas Sufíes» (Almuzara), «33 Secretos Infalibles para Atraer la Felicidad y la Paz» (Cydonia), «50 Perlas Taoístas para la Vida Cotidiana» (Cydonia).

Texto y fotos: C.C.P.