¿Son los DDHH una utopía?

17 1 27 1

   
El pasado viernes, 27 de Enero, siguiendo con la serie de conferencias englobadas dentro de las XI Jornadas por los Derechos Humanos: “Vidas en la frontera”, organizadas por el Centro Cultural Poveda, la HOAC y el Comité Óscar Romero; se celebró la Mesa Redonda con el título "¿Son los Derechos Humanos una utopía?". Estuvo moderada por don Jesús Castro, delegado diocesano de Migraciones de Jaén. Intervinieron, Khady Mbaye de Senegal, Saida Amajot de Marruecos, Emad Ismail Egazi de la Franja de Gaza, Luali Abdi Mohamed de Sáhara Occidental y Nonó Toukap de Camerúm. Cada uno de ellos hizo un extraordinario esfuerzo para sintetizar y transmitir su experiencia, en un idioma diferente al suyo, que fue -como expresó Jesús Castro- abrir una ventana a cada país de origen de los ponentes.

17 1 27 3Khady Mbaye, explicó que en su país trabajaba como peluquera, tenía una vida acomodada, pero su madre decidió que viniese a España  y está viviendo con las monjas de la Congregación Hermanas de Nuestra Señora de la Consolación, que atienden todas sus necesidades, está casada y tiene un niño de cuatro años. A pesar de no tener dificultades para vivir en su país, no se plantea volver, porque su hijo se ha acostumbrado a vivir en España. No ha tenido muchos problemas de convivencia, salvo en los momentos de la enfermedad por el virus del Ébola e insultos por parte de algunas personas, que la increpaban por el color de su piel, según dijo el color de la piel es diferente, pero la sangre de una persona  puede salvar vidas independientemente de su raza.

Saida Amajot, expuso que vino a España para vivir con su hermana, a raíz de una enfermedad sobrevenida a causa del fallecimiento de su padre. Se ha adaptado perfectamente a vivir en España y no se plantea volver a Marruecos, su conciliación no le ha resultado difícil porque la vida en el sur de España, es muy similar a Tánger, lugar donde ella residía. Destacó que en su País existe igualdad entre la mujer y el hombre, aunque muchas personas piensan que cubrirse el cabello es un mandato del hombre, pero  comenta que es un acto voluntario de carácter religioso.

17 1 27 4Emad Ismail Egazi hijo de una familia acomodada de Gaza, su padre era carpintero y esto le permitió estudiar y formarse en el extranjero, profesor de profesión, centró su intervención en  el conflicto entre israelíes y palestinos, quedando patente el rencor que existe entre ambos,  generando a través de los años una situación irreconciliable. Su esposa y sus cuatro hijos, fueron a visitar a sus familiares, quedando atrapados en la franja de Gaza y esta experiencia que sufrieron,  les hace ver que no pueden volver a su tierra y se sienten huérfanos de familia, considerados extranjeros en su País, donde le llaman “españolito” y en España palestino.

Luali Abdi médico de profesión, que cursó sus estudios en Cuba, centró su intervención en el conflicto del Sáhara Occidental entre el Reino de Marruecos y el Frente Polisario. Una situación de difícil solución con una población repartida en la parte del Sahara Occidental bajo ocupación marroquí, otra en el Sahara Occidental controlada por el Polisario y otra que vive en los campos de refugiados construidos en el desierto de Argelia.

Nonó Toukap comentó que abandonó su país con la intención de conseguir recursos para ayudar a su familia, explicó su recorrido hasta llegar a España y en su emotiva reflexión final, pidió que se eduque a las personas, desde que son niños, para que nos miremos todos como semejantes.

Cerró el acto el moderador Jesús Castro, haciendo alusión a una bonita canción, “hay que tener valor para construir puentes en lugar de fronteras, pero hace falta más valor para cruzarlos”.

Texto y Fotos: CCP