Jesús, un hombre profundamente humano

17 1 13 5


Muchas ideas para interiorizar con la exposición de Don Pedro Heredia con la que se ha inaugurado el Seminario de Cristología de este curso 2017. Según sus palabras las ideas básicas para este conocimiento han quedado muy claras: Jesús fue un hombre profundamente humano como consecuencia de su gran e inmutable fe en el ABBA, en el Padre. Y el ABBA está unido, tiene que estar unido para ser irrompible con el ser humano, con todo ser humano, de ahí que siempre  se le viera con los más necesitados en todos los aspectos, de ahí su amor, respeto, sensibilidad y solidaridad para con ellos demostrado en su convivencia y sus milagros.

17 1 13 4Siguiendo las palabras de Don Pedro, los milagros y mensajes de Jesús son siempre destinados a devolver la dignidad, a provocar el perdón, a defender a quienes otros negaban. Jesús unía su amor al Padre con la dedicación a los demás, le preocupaba el sufrimiento que destruye la dignidad y desplegaba todo su amor y misericordia para todos los sufrimientos humanos.

En tiempos de Jesús, la ley estaba por encima de todo, Jesús demostraba que nunca ésta debe estar por encima del ser humano, recordando la parábola del buen samaritano que nada, ni gestos, ni obligaciones ni leyes debía estar antes que ayudar a quien lo necesita. Por eso la vida de Jesús fue un continuo quebrantamiento de la ley, hacía milagros en sábado, comía con todos y en sábado… todo para demostrar que la casa de Dios no es el templo ni la ley, sino el hombre. Sólo reconoció la ley del amor, en nada fue excluyente, nadie le pudo frenar, Jesús actuó por encima de toda presión, miedo o convencionalismos. Por ello fue duramente criticado y temido. 

El mensaje de Jesús es humano y universal. “Pasó haciendo el bien y curando a todos, porque Dios estaba con Él”. 

Este seminario continuará mensualmente para ahondar en la figura de Jesús como ser profundamente humano, libre, con sentimientos, que vivió una vida conflictiva y que la cruz no fue lo último. Porque vive.

Texto y Fotos: C.C.P.