Recordando a... Felisa Caviedes

FelisaConocí a Felisa Caviedes Torre en Roma, en la plaza de S. Pedro, cuando celebrábamos la beatificación del sacerdote, Fundador de la Institución Teresiana –hoy– S. Pedro Poveda. Me presenté, diciéndole que no nos conocíamos, pero que yo trabajaba en Linares, en el Colegio donde ella estuvo tanto tiempo.

Ni su autobús ni el mío podían “arrancar” porque me tenía cogidas las manos mientras me  preguntaba... por tantas personas, tantas cosas... ¡Qué encuentro tan bonito, precisamente en ese lugar y en ese día!

Felisa nació en Potes (Cantabria) el día 8 de marzo de 1911. Murió en Madrid, en la Residencia Josefa Segovia, el 14 de julio de 2008.

Fue enviada por Josefa Segovia a Linares para ocupar la dirección del Grupo Escolar “Padre Poveda”, después de haber hecho oposiciones a Dirección escolar.

Era el año 1942, cuando el Ayuntamiento de Linares quiso que en esta Ciudad, cuna del Padre Poveda, hubiera un Centro donde se llevara a cabo la pedagogía de este “humanista y pedagogo”.

En una ocasión me contó Felisa:

Felisa-C 2Josefa Segovia nos  reunió en Madrid, (a ella, juntamente con las maestras que iban a este Proyecto) antes de ir a la toma de  posesión, con la ilusión y la fe que ella sabía poner al comienzo y seguimiento de cada proyecto. Tomamos posesión en el Ayuntamiento, pero nos dijeron que el edificio no estaba dispuesto. Entonces comenzamos a visitar el barrio de Cantarranas y la parroquia de S. José; allí nos volcamos a hacer apostolado hasta comienzo del nuevo curso que nos dieron el Colegio”.

Felisa recibió el reconocimiento –merecido  a su labor educativa en varias ocasiones:

Votos de gracia concedidos por la Dirección General del Ministerio de Educación de Enseñanza Primaria por la “colonia escolar”; porque “una niña, a nivel nacional, obtuvo el nº 1...” (4 – X – 1945). Votos de gracia, concedidos en las visitas de Inspección, extensivos a todas las maestras del Colegio.

El Ministerio de Educación y Ciencia, en noviembre de 1958,  le concedió la Cruz de Alfonso X el Sabio, con la categoría de Lazo.

Los proyectos educativos, donde ella estuvo implicada, se extendían no sólo a las alumnas sino también a las familias. Tenían siempre una proyección social. Siempre tuvo clara conciencia de que vivía la misión de la Institución Teresiana desde los puestos oficiales. Y así  animó a muchas jóvenes a estudiar Magisterio y a preparar Oposiciones. Cuántas maestras recuerdan hoy, cómo fueron iniciadas y animadas por ella, en estas tareas.

En 1960, después de cesar en el Colegio “Padre Poveda” de Linares, le fue encomendada la dirección del Colegio S. Pío X (actualmente Colegio Arrels), en Barcelona. También en este mismo lugar, le fue confiada la dirección de una Residencia para Oficinistas.  

Se jubiló siendo directora del Colegio Nacional “Reyes Católicos” de Barcelona, en el año 1982.

Su amor a Jesucristo fue el motor para toda su actividad. La relación con el Señor fue muy intensa.                                                

Felisa fue una de las mujeres, de las que guardamos un recuerdo agradecido.

Carmen  Serrano, maestra.