EL EVANGELIO DE JUAN

16 3 3 1

16 3 3 2El pasado día 17 de Marzo, siguiendo con el Seminario “Jesús en los Evangelios”, en su tercera sesión, Pope Godoy nos introdujo en el análisis del Evangelio de Juan. Dio comienzo el ponente explicando que hay cuatro Evangelios que hablan sobre Jesús, Mateo, Marcos,  Lucas y Juan.

Los tres primeros son los denominados evangelios sinópticos y el escrito por Juan, es diferente, inspirado por la comunidad cristiana, resulta más estilizado y jerárquico, en un marco cronológico y geográfico de la actividad de Jesús. Según Pope no se trata de un resumen de la vida de Jesús, sino una sucesión de hechos aislados sin conexión entre ellos, que no incluyen la infancia, siendo su relato menos ágil. No utiliza otras fuentes, relata hechos reales vividos por él y avalados por la comunidad cristiana, ya que esta participa activamente en el relato del Evangelio. La característica especial es que casi siempre habla en plural, no aparece la palabra apóstol, solo utiliza discípulos, y habla de un Jesús más cercano y humano: Soy el pan de vida, la puerta de las ovejas, el modelo de pastor…

Son relatos catequísticos, de lo que Jesús significaba para la comunidad cristiana, utilizando muchas figuras simbólicas o señales, sin nombres que apunten en una dirección determinada, como en las bodas de Caná, el paralitico en la piscina, la mujer adúltera…

16 3 3 4Enseña al pueblo la capacidad que tiene para actuar por sí mismo sin depender de otros.

Jesús fue un gran sanador que transmitía confianza y fue capaz de extraer de las personas las potencialidades más secretas y desconocidas para ellas mismas. Él se manifiesta y actúa en cada ser humano para nacer de nuevo en la experiencia de Dios, Padre, Amor, a través de la coherencia personal, rompiendo vital y mentalmente con el orden establecido. Invitando a Israel a que se incorpore a la comunidad cristiana.

Los asistentes quedaron sorprendidos e impresionados ante la exposición de Pope y la interiorización de este Evangelio, produciéndose un ameno e interesante coloquio sobre los relatos de Juan que no aparecen en los evangelios sinópticos.

 

Texto y fotos: Centro Cultural Poveda