PREESTRENO DE "POVEDA" EN LINARES

Peli poveda 1

Con la presencia de varios miembros del equipo de producción, de Pablo Moreno, director de la cinta, y de sus actores principales, Raúl Escudero (Pedro Poveda) y Elena Furiase (Josefa Segovia) tuvo lugar en Linares el jueves, 3 de marzo, un día antes de la fecha oficial de su estreno, la presentación de la película homenaje al fundador de la Institución Teresiana.

Peli poveda 5El marco del acontecimiento fue la sala 1 de los multicines Bowling, la de mayor aforo, que debió colgar el cartel de COMPLETO, ante la expectación creada en la ciudad.

Tras atender a los medios de comunicación, los protagonistas, ya en la sala, fueron tomando la palabra para dar algunas pinceladas sobre su experiencia en este proyecto. El primero en intervenir fue su director, quien calificó a Poveda como “un gigante en todos los sentidos, que se atrevió a apostar por aquello en lo que creía en tiempos recios, difíciles”. Destacó también su audacia al dar a la mujer en su proyecto el protagonismo que se le negaba en aquella época. Finalizó destacando algunas de las características que más le han impresionado al ir entrañándose con su figura a medida que avanzaba el proyecto y que ha querido mostrar en la película: “un hombre de diálogo, de consenso, capaz de aunar distintas sensibilidades; una figura necesaria en estos tiempos”.

Peli poveda 4Seguidamente, Raúl Escudero, el protagonista, reconoció sentirse muy afortunado por haber podido meterse en la piel de Pedro Poveda, “una persona de una generosidad sin límites que aglutinaba tesón, capacidad de superación, fuerza, fe; una figura que hoy en día sigue en plena vigencia; aún más grande, si cabe, que cuando se fue”.

Elena Furiase, la actriz que da vida a Josefa Segovia, dijo de ella que había sido una mujer “joven, pero fuerte, valiente, con mucha decisión”, características que se le habían quedado muy dentro.

LA PELÍCULA

Pablo Moreno eligió el flashback como técnica narrativa para su obra; tomando como punto de partida la detención, el 27 de julio de 1936, de Pedro Poveda y su periplo por diversos lugares de Madrid en los que fue interrogado. En uno de estos lugares conoce a Felipe, uno de los milicianos encargados de custodiarlo, con el que va a iniciar un largo diálogo durante el que vamos a ir conociendo la trayectoria vital del santo linarense desde que se decidiera a atender humana y pastoralmente a los habitantes de las cuevas de Guadix; los siete años que pasó como canónigo en Covadonga, durante los cuales diseña y pone en marcha la Institución Teresiana; o su vuelta a Jaén, donde conocerá a Josefa Segovia, con quien dará a su proyecto el impulso definitivo.

Peli poveda 2Contada de un modo sencillo, pero efectivo, es capaz de transmitir con mucha solvencia cuatro rasgos definitorios del personaje, en los que ya se insiste desde el propio cartel de la película: “sacerdote, humanista, pedagogo, innovador”.

Moreno ensaya un difícil equilibrio para presentar con ecuanimidad, pero con toda la crudeza  con la que ocurrieron, las dificultades por las que tuvo que pasar el personaje hasta ver consolidarse su obra; las incomprensiones e ingratitudes cosechadas incluso en ámbitos eclesiásticos, las trabas que en una época en que la cuestión educativa se había polarizado en exceso y, finalmente, la sinrazón de la guerra.

Frente a toda esta oscuridad, lo luminoso de una obra que apuesta por la mujer, que la hace protagonista de un proyecto de cambio social de la mano de la educación cristiana, en un momento en que aún la universidad española se resistía a darle entrada; y como personificación de todo ello, la figura de Josefa Segovia, extraordiariamente encarnada por Elena Furiase. 

 Texto y fotos: Centro Cultural Poveda