El Jesús de la Misericordia

16 2 1 1

El pasado día 12 de febrero, se continuó, en el Centro Cultural Poveda, con el seminario Jesús en los Evangelios, esta vez con Don Pedro Heredia que se basó en el Evangelio de San Lucas centrándose en la demostración del amor y la misericordia de Jesús, en lo que le interesa a Jesús: amar y curar los corazones.

 

16 2 1 2Empezó la charla leyendo el pasaje de Lucas 5, 36-50 en el que se narra el episodio de la mujer pecadora mientras era invitado a comer por el fariseo Simón. Jesús fue invitado 5 veces a comer y sobre todo con fariseos. En estos relatos Jesús aprovechó para acercarse al perdón, a cómo debía ser el perdón. D. Pedro nos volvió a conmover con la aseveración de que en estos versículos había dos palabras claves: Misericordia y Mujer. Evidencia las ideas de los fariseos que sólo les preocupaba la ley sin dar cabida a los sentimientos, que juzgan y condenan con Jesús que es esencialmente amor y perdón. Jesús demuestra que no condena, que perdona y olvida, que no pregunta, que ve la belleza de las almas y el agradecimiento sincero. Así Jesús transforma a todos los que se acercan a Él y siempre dice: “Tu fe te ha salvado. Vete en paz”.

 

16 2 1 3Don Pedro nos condujo al entendimiento del perdón y la penitencia a través de los siglos. Jesús no pide rito ni penitencia. Él busca a la oveja perdida, Él se acerca. Lo principal es la misericordia, es lo que no se puede olvidar, el “cómo” se demuestra esa misericordia ha tenido su evolución en la Iglesia a través de los siglos.

 

La misericordia, palabra conmovedora y esperanzada, impregnó toda la reflexión de Don Pedro, todo el proceso del perdón y amor de Jesús, y terminó con las palabras del Papa Francisco: “Sólo la misericordia puede hacer a la Iglesia más humana”.