ESPERANDO LA NAVIDAD

15 12 2 1El día 20 de Diciembre celebramos la Eucaristía - Oración, como antesala de la Navidad, para “redescubrir el rostro de Dios y percibir su cercanía y presencia salvadora en este Adviento 2015”.  Fue presidida por Don Pedro Heredia, compartida por la familia teresiana y acompañada por el coro de la Santa Cruz. Un acto  cálido lleno de fe y esperanza en la venida de Jesús.

15 12 2 4Acompañados por el sacerdote, nos fuimos introduciendo en la vivencia de la Eucaristía compartiendo, ante la comunidad allí reunida, un verdadero acto de perdón al Señor; y expresamos los motivos por los que glorificamos y alabamos a Dios. De la liturgia de la palabra pasamos al Ofertorio. La comunidad dispone la mesa y el corazón. Es el momento de iniciar la segunda parte de la celebración, el segundo gran momento de la Mesa Eucarística. Nuestra atención está en el altar. Allí se presentan los dones y una silla vacía símbolo de recuerdo y ofrecimiento para todas las personas o situaciones que querríamos acercar a nuestra mesa… Momento emotivo porque allí fuimos acercando tanto…

15 12 2 515 12 2 2Todas las canciones, expresiones y lecturas nos llevaban a sentir a Dios en nuestros corazones, el Padrenuestro, la Paz, la Comunión, la Acción de gracias… Y como centro de ellas el Evangelio que nos narra la visita de María a su prima Isabel, su saludo alegre y su entendimiento mutuo. El Evangelio termina justo ante la oración más bella: El Magníficat. En el fondo, reviviendo estas palabras, proclamaron nuestras almas la grandeza del Señor. Juntos felicitamos a María que nos acercaba a la misericordia de Dios. Juntos nos confirmamos en la fe y en la confianza en el auxilio del Señor.

Los niños allí presentes fueron los encargados de entregar a cada uno una estrella, en el momento del envío.Con esta estrella, se simbolizaba el hecho de que el Señor está viniendo cada minuto de diferentes maneras, a todos los hombres y mujeres de todas las épocas, todos estábamos allí. La alegría de reconocer esta gracia rebosa el corazón y nos conmueve. “Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo y alegría; seguirlo es una gracia,  y transmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado”. (Mensaje de Adviento y Navidad 2015. IT)

Un encuentro profundo, cálido, confiado y esperanzado que continuó con la tradicional cena compartida como manifestación de la hermandad que siempre nos une siguiendo la estela de San Pedro Poveda y la Institución Teresiana en pos de extender la fe en Dios y llenar de Amor, con nuestras obras, la Iglesia de Jesucristo. 

15 12 2 715 12 2 3