El C.C.P. se une a la Clausura del V Centenario del nacimiento de Sta. Teresa

15 10 4 2

La Institución Teresiana en Linares tenía que celebrar el V Centenario del nacimiento de Santa Teresa con un encuentro, una vez que ella (su imagen) en procesión pasaba por nuestra casa. En la puerta esperaba el busto de S. Pedro Poveda y las palabras que siguen a continuación. A todos emocionó el recuerdo y la imagen de este encuentro.

 

"Llega la imagen de la Santa de Ávila a esta casa, bajo su patrocinio desde que San Pedro Poveda instalara en este mismo lugar, en marzo de 1912, la Academia de Santa Teresa de Jesús. Era la segunda de una serie de fundaciones (academias de preparación para el Magisterio) que se fue extendiendo por todo el territorio nacional y que algunos años más tarde cristalizará en lo que hoy conocemos como Institución Teresiana, una Asociación internacional de fieles laicos, que desarrolla sus proyectos en 30 países de 4 continentes.

15 10 4 4Desde el principio fue evidente la insistencia del fundador en que sus proyectos llevaran el nombre de la Santa, cuyo V Centenario estamos finalizando, pues había visto en ella al modelo de mujer cristiana que quería para las que se incorporasen a su Obra: un temple humano nada común y una profunda vida interior.

Ya en 1912, publica “Avisos espirituales de Santa Teresa de Jesús”, una breve selección de textos de la Santa dirigida a las profesoras de las Academias, en la que se pone de manifiesto la atención que le merecía y los rasgos que admiraba en ella, entre los que pone de relieve su celo apostólico, su amor a la verdad, su generosidad y simpatía y su carácter eminentemente humano, siendo toda de Dios.

15 10 4 6En 1915, en una carta dirigida a una de las primeras colaboradoras, San Pedro Poveda se expresaba así, comentando estos rasgos:

Carácter eminentemente humano. ¡Si vieras cuán persuadido estoy de ello! Las obras de nuestra Madre lo dicen, de las lecturas de sus libros se desprende. Yo deseo que nuestra obra sea así. ¿No te parece un acierto que nuestra empresa lleve el nombre de teresiana?

Aquella vida toda de Dios. Así ha de ser la vida de las teresianas; toda de Dios. Pero siendo de Dios toda, debe distinguirse por el carácter eminentemente humano, el cual, informado por una vida toda de Dios, se perfecciona, pero no se desnaturaliza. Que así fuera nuestra Madre ¿quién lo duda? Y que porque lo fue conquistó tan universal simpatía, ¿cómo no reconocerlo?

15 10 4 5Consagrada por entero al servicio de Dios. Yo pienso, sí, vidas muy humanas, casas en donde el humanismo impere. Pero como entiendo que esas vidas no podrán ser cual las deseamos si no son vidas de Dios, pretendo comenzar por henchir de Dios a las que han de vivir esa verdadera vida humana; por consagrar a Dios los miembros de la familia en la que ha de imperar ese verdadero humanismo.

15 10 4 1La Encarnación bien entendida, la persona de Cristo, su naturaleza y su vida dan para quien lo entiende la norma segura para llegar a ser santo, con la santidad más verdadera, siendo al mismo tiempo, humano, con el humanismo verdad. Siendo así, seremos generosos y nuestra obra será simpática. ¿Modelo? Santa Teresa de Jesús. Que al menos nosotros, conozcamos bien a nuestra Santa, entendamos su doctrina y practiquemos de acuerdo con sus enseñanzas y ejemplos.

15 10 4 3Junto a la imagen de San Pedro Poveda hemos colocado un olivo. La Institución Teresiana supera ya los cien años de vida y es, para nosotros, como un frondoso olivo centenario, de raíces profundamente arraigadas en esta tierra linarense, que ofrece sus frutos para la humanidad entera. Sirva su imagen como un mínimo homenaje a todas las personas que han creído en esta Idea Buena y lo han apoyado de muy diversas formas “sepultando trabajos y desvelos” a lo largo de estos cien años.

Por intercesión de Santa Teresa de Jesús y de San Pedro Poveda, pidamos que los linarenses sepamos descubrir en ellos esa forma de ser, eminentemente humana y toda de Dios, y actuar en consecuencia, haciendo de nuestra ciudad un lugar más humano y habitable, más parecido a como Dios lo sueña".