¡HASTA LA VUELTA!

Final euc 1

Un año más que pasa y se queda, porque en la gran familia teresiana  del Centro Cultural Poveda de Linares se crece cada año, cada día, en cada encuentro, en cada expansión de la fe con los que vivimos. Se crece porque se interioriza, se reflexiona, se comparte, procurando que el alimento espiritual trascienda a la hermandad entre todos siguiendo la estela de Jesús al que despojamos de todo artificio a través de todas las actividades que se realizan a lo largo del año. Para encontrarnos con Él.

Final euc 4Final euc 2Sin embargo Jesús nos sigue preguntando: ¿Aún no tenéis fe? Eso es lo que nos interpelaba en la Eucaristía que celebró D. Pedro Heredia y que, como siempre, acompañaba el Coro de la Santa Cruz. ¿Aún no tenéis fe? Proclamaba el Evangelio de Marcos en el episodio de la tormenta que asustaba a los discípulos. Una buena recomendación para continuar a pesar de las dificultades, un buen recordatorio para cualquier momento de preocupación que la vida nos depare: Él está al lado acompañándonos y haciéndonos ver que manteniendo la fe, nada hay que temer. Él nos da la paz en la confianza. Somos gente de fe, la Eucaristía que compartimos es comunión en la misma fe. Y eso debe reforzarnos.

Final talFinal tal 3Era hora de hacer balance para continuar. Pasan por nuestra memoria el seminario de Cristología, los talleres de Emma Martínez Ocaña, las conferencias sobre los Derechos Humanos y  con motivo del Día de la Mujer, los encuentros con Santa Teresa en Avila y los Negrales, visita al Museo Arqueológico, las jornadas de Oración y Eucaristías en cada trimestre y los encuentros con el Proyecto Rajab de Jaén...

Merecen especial atención las actividades de la Asociación Sociocultural Poveda que funcionan en Arrayanes y que aparte del curso “Vivir en positivo”, se han hecho talleres de manualidades: camisetas, fofuchas y demás obras artesanas que han podido verse en una exposición montada al efecto.

Final tal 4Una degustación gastronómica como paréntesis de la convivencia y la hermandad entre todas las personas cercanas y comprometidas para desearnos un verano de descanso, de recuerdo y de oración que se coloque como un peldaño más en el propio y común crecimiento en nuestra fe. Una fe viva que enriquece.

¡Hasta la vuelta! ¡Feliz verano!

 

 

Texto: Mercedes Rueda

Fotos: Centro Cultural Poveda